Subir al inicio

El origen japonés

El concepto baños de bosque proviene del término japonés shinrin-yoku, que define el acto de sumergirse en el bosque con los cinco sentidos.

El poder restaurador del contacto con la naturaleza ha sido percibido desde tiempo inmemorial, pero no es hasta la década de los 80 que comienzan en Japón los primeros estudios pioneros acerca de los beneficios concretos de esta práctica.

En la actualidad Japón cuenta con una red nacional compuesta por 62 bosques terapéuticos certificados, dependiente de la Agencia Forestal de Japón. Korea y Taiwan también cuentan con redes nacionales con esta finalidad.

La situación en Europa

En el año 2008 se celebró la acción europea  Cost Action E39: “Forests, Trees and Health and Human Well-being”, cuyo objetivo era detectar puntos de encuentro entre las virtudes terapéuticas, educativas, sociales y rehabilitadoras de los recursos naturales y de los espacios verdes, y su contribución a la política sanitaria. A raíz de esta Acción, investigadores de distintos países continuaron trabajando en proyectos ligados a los efectos de la naturaleza en la salud y bienestar de las personas.

En Inglaterra, “Natural England”, órgano público apoyado por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales, puso en marcha en 2009 la iniciativa “Walk more…feel the difference” que promocionó la actividad de caminar en entornos naturales y posteriormente, en 2013, publicó un informe de evaluación de este proyecto.

En Dinamarca, Mette Toftager et al. (2010) publicaron el estudio “Distance to Green Space and Physical Activity: A Danish National Representative Survey”.

En Escocia, Ward Thompson et al. (2012) publicaron el estudio “Access to Green Space in Disadvantaged Urban Communities: Evidence of salutogenic effects based on biomarker and self-report measures of wellbeing”, que analizó los efectos de la facilidad de acceso a los espacios verdes y la naturaleza en la salud humana.

En Escocia, el programa público “Banching out “, promocionado por la Scottish Forestry, se focaliza en el desarrollo de actividades en espacios verdes para adultos que usan los servicios mentales estatales. Asisten más de 40 grupos por año y ha establecido una formación tanto para profesionales sanitarios, como forestales.

En España, en la USSE (Unión de Selvicultores del Sur de Europa) desarrolló a lo largo del año 2018, el proyecto Basoan para la implantación y dinamización de los baños de bosque en Busturialdea. El proyecto obtuvo el apoyo económico del Gobierno Vasco y se desarrolló con la Asociación Vizcaína de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (AVIFES).

BIBOS  6.0 pretende dar continuidad a esta corriente internacional, buscando, además, la valorización de los servicios ecosistémicos que aportan los bosques de Navarra y el carácter demostrativo para otras localizaciones de la Comunidad Foral.

En esencia

Un baño de bosque es una experiencia sensorial. No es una excursión naturalística para conocer la flora y fauna de un espacio, ni senderismo para subir a alguna cumbre. Son paseos guiados por profesionales expertos a un ritmo tranquilo y de aproximadamente dos horas de duración. El guía ayuda a despertar los sentidos, conectar con uno mismo y restablecer el vínculo con la naturaleza.

La metodología del Forest Therapy Institute (FTI).

El proyecto BIBOS 6.0 sigue la metodología del Forest Therapy Institute (FTI).

Las prácticas del Baño de Bosque (conocido como Shinrin-Yoku en Japón) y la Terapia de Bosque son formas de sumergir nuestros sentidos en la atmósfera del bosque para relajarse y disfrutar de los beneficios positivos para la salud y bienestar.

A medida que fortalecemos nuestra conexión con el mundo natural, nuestro sentido de la belleza, el asombro y la curiosidad se restauran, y nuestros cerebros y sistemas nerviosos se calman. Los niveles de estrés se reducen y se impulsa el sistema inmunitario.

¿Qué son los Baños de Bosque?

Shinrin-Yoku o Baños de Bosque es una práctica que se originó en Japón en 1982 como parte de un programa nacional de salud diseñado para reducir los niveles de estrés de la población.

Los Baños de Bosque son una práctica salutogénica de conexión con la naturaleza, que promueve la salud y tiene como objetivo mejorar el bienestar, aliviar el estrés y fomentar el reposo.

Se basa en los principios de atención plena: la apertura de los sentidos a la atmósfera del bosque, disminuyendo la velocidad al caminar por el bosque, inhalando el aire del bosque y fomentando una conexión emocional con el paisaje. Se involucra en una atención fácil. El Baño de Bosque se puede experimentar con o sin guía.

¿Qué es la Terapia de Bosque?

La Terapia de Bosque se basa en la operacionalización de los Baños de Bosque como una intervención basada en la naturaleza enfocada en problemas específicos de salud mental y física. Tiene en consideración las necesidades específicas de las personas que experimentan estas dificultades y busca aliviar la angustia y reparar el daño a la salud mental y física causado por ellas.

Los Profesionales de Terapia de Bosque trabajan en asociación con el bosque para mejorar la conexión con la naturaleza, fomentando así la reciprocidad entre las personas y la naturaleza. La Terapia de Bosque se basa en la práctica de la conexión sensorial y la inmersión de los sentidos en la atmósfera del bosque, y tiene como objetivo mejorar las conexiones sociales y aumentar el capital social para ayudar a la inclusión. De esta manera, la Terapia de Bosque puede actuar como un complemento del tratamiento estándar y la rehabilitación para enfermedades específicas.

We use cookies to give you the best experience.